jueves, 11 de marzo de 2010

Anécdotas de soporte técnico.

Mmmmmm

Ayer en la clase de “Arquitectura de Computadoras” estaba un maestro que no era mi maestro, estaba ahí dando clase porque no había otro salón. Bueno resulta que el maestro les estaba contando a los chavos sobre cuando el trabajaba en el área de soporte técnico. Mas o menos así narró:
“Una vez nos llamo una señora que decía que su compu no encendía y que la chin… y que esto y que el otro. Total no? Fuimos a la casa de la señora a checar su equipo, efectivamente no encendía y pues bueno la abrimos (la pc claro esta) y pues lo primero que checamos fue la fuente de poder. La desatornillamos y que sorpresa nos llevamos… ¡la fuente estaba repleta de cucarachas quemadas! Pero repleta! Daba asco esa fuente de poder y lo peor no era eso, vimos que había una especie de liquido viscoso que de la fuente hacia la placa madre y directo al zócalo del procesador, en la ma… La compu valió queso.”

Jajaja, la neta si me dio mucha risa eso de las cucarachas aunque luego me quede pensando en lo que dijo Nelly cuando le dije: “Lo bueno que ya estaban muertas, imagínate que estuvieran vivas las cucarachas”.

La otra anécdota corre por cuenta del Alf… aunque es un poco dudosa la verdad.
Fue un martes cuando sucedió esto.
Resulta que cuando Alf trabajaba en soporte recibió una llamada de un we que era director de un kínder. El we dijo que su pc hacia un ruido bien raro. Fueron a la casa del director y este les dijo que la había dejado prendida desde el viernes y lo del ruido. Apagan la pc y la destapan y que se sorprendieron al ver la razón del ruido: el disipador de calor junto con el ventilador estaban fuera de su lugar. Es este el detalle que hace que la historia sea dudosa, como es posible que una pc estuviera funcionando 4 días y medio sin tener algún método para enfriar el procesador.
Y todavía pregunta el director “¿Y es malo eso?”.
Pffff!.
Saludos nos vemos luego.
sore ja mata ashita aimashô